En el largo camino a los procedimientos administrativos, a menudo se le pedirá un “certificado de empadronamiento” que también se llama “padrón”.

Se trata simplemente de la inscripción obligatoria en el registro de residencia de la ciudad, que se realiza en el Ayuntamiento de su localidad. Esto podría ser el equivalente a un proceso de censo activo por parte de los habitantes.

Concretamente un padrón, ¿para qué sirve?

Desde el principio, lo necesitará para inscribirse en el Seguro Social y obtener su tarjeta de Asistencia Médica.

Pero también para actualizar su licencia de conducir, para regularizar un permiso de residencia, para inscribir a sus hijos en la escuela, para votar en las elecciones, para inscribirse como desempleado, para cambiar el registro de su vehículo.

También se puede conseguir una tarifa especial para el transporte público, algunas visitas a monumentos (gratuitas como el Parc Guell y el Château Montjuic con Gaudir Més, con descuentos muy interesantes para Casa Batlo, la Pedrera….).

Sobre todo, es la prueba legal de la fecha de su residencia en Barcelona la que puede ser muy útil en caso de necesidad legal, o de solicitud de asistencia social o municipal. Además de su utilidad administrativa, el “padrón” permite importantes reducciones en el ayuntamiento, como la inscripción en centros polideportivos o actividades culturales en su barrio. Tan pronto como tenga la prueba de su residencia (contrato de alquiler, certificado de propiedad o certificado de residencia de un tercero), solicite rápidamente la inscripción en el Padrón Municipal, que será solicitada y útil en muchas ocasiones!

Y si no tienes tiempo, no quieres, llama a tu servicio de assesoría administrativa favorito: Barcelona Plug&Play a tu servicio!

https://expatconcierge.net/es/servicios-soluciones/delegar-los-tramites/ayutamiento/